.

Planetabasketball.com

 

Todo Sobre el Baloncesto   

Inicio

 

Foros

 

Resultados

 

Juegos

 

Galerías

 

Directorio

 

NBA

  Historia
  Equipos
  Records   
  Jugadores
  All Star
  La Leyenda
  Preguntas
  Reglas
  Pronosticos NBA
  Bonos de Apuestas

Baloncesto

  Historia
  Reglas del Juego
  Generalidades
  Fundamentos
  Preparacion
  Jugadas
  Glosario

Apuestas

  Bet365 +100 $
  Betfair +50 $
  Betmotion +150 $
  Bwin +50 $
  Interwetten +100 $
  Miapuesta +120 $
  Oddsring +200 $
  William Hill
 

El regate o drible

 

 

Fundamentos del baloncesto

Posición y desplazamientos

Dominio del balón

El pase

El regate (drible)

El lanzamiento

El pivote

Posiciones (Caracteristicas)

 

 

Cortadas

Fintas

Recepción del balón

La Cortina

El rebote

La defensa

Doble Ritmo

 

 

Mediante el regate (baloncesto o básquetbol) o "drible" (del inglés, dribble: transporte de la pelota en deportes tales como el fútbol y el baloncesto) el jugador se desplaza en la cancha con la pelota, considerándose éste un arma tanto en el ataque como en la defensa.

Cada jugador debe practicar el regate con cualquiera de las manos, hasta dominar perfectamente esta forma de desplazamiento con el balón. Sin embargo, no debe olvidarse que su empleo excesivo puede perjudicar el trabajo de conjunto y que el pase imprime mayor velocidad que el regate a los ataques.

El regate se utiliza para:

· Sacar el balón del tablero defensivo

· Adelantar la pelota en el ataque

· Buscar posición favorable para el tiro a cesta

· Romper o quebrar la defensa

· Distraer la pelota de áreas congestionadas

 

Dentro de los principios fundamentales del regate debemos consi­derar principalmente la posición del cuerpo, el control de la pelota y el campo visual.

 

La posición básica de un jugador al momento del regate es la si­guiente: tronco ligeramente flexionado hacia adelante, rodillas flexionadas, píes paralelos a la dirección del regate, uno más adelantado que el otro. El brazo coordina la altura, velocidad y dirección en que se hace rebotar la pelota. La mano se ubica en la parte superior de la pelota sin hacer contacto con la palma. El control de la pelota misma está a cargo de los dedos, la muñeca y el codo.

 

Los dedos bien separados, contactan el balón desde arriba. La velocidad y altura de rebote del balón se regulan mediante movimientos de la muñeca hacia arriba y hacia abajo. El brazo empleado para rebotar el balón se mantiene flexionado y próximo al cuerpo. El otro brazo equilibra el cuerpo y contribuye a proteger el balón, ligeramente extendido, con el antebrazo paralelo al piso y orientado hacia el adversario.

 

El regate bajo que se usa en casos de estrecha marcación o en áreas muy congestionadas, para proteger la pelota manteniéndola muy cerca del piso.

El jugador debe agacharse bastante al efectuar este regate, por lo que pierde velocidad. Las rodillas se flexionan y la pelvis se desplaza hacia atrás, de forma que el peso del cuerpo se sitúe a un nivel bajo que favorezca el equilibrio. El cuerpo se interpone entre el de­fensa y la pelota. Cabeza levantada, mirada atenta a fin de conocer la posición de los jugadores en la cancha.

 La mano hace rebotar el balón controlándolo con los dedos. El regateador protege el balón manteniéndolo cerca de su cuerpo, de acuerdo a la posición y movimientos del contrario.

Es importante, para un drible o regate efectivo, que el jugador do­mine el cambio de ritmo y dirección. Si es ambidiestro mejor aún.

En el regate en alto se mantiene lo señalado anteriormente, excepto por una mayor altura del rebote y la posición, que ya no es agachada.

Aquí la posición del cuerpo es más natural, con lo que se logra mayor velocidad y menor protección de la pelota, por lo cual se utiliza solamente cuando el jugador está desmarcado.

El jugador que ejecuta el regate mantiene la vista hacia adelante ex­plorando todo su plano visual, captando las posiciones de los demás jugadores en la cancha y midiendo sus posibilidades de pase o tiro al cesto, sin fijarse en la pelota.

 

Otros conceptos a tener en cuenta en la técnica del regate son:

a) Mantener preferentemente hombros agachados

b) Apoyarse en la punta de los pies

c) Utilizar movimientos de vaivén del codo, muñeca y dedos

d) Rebotar la pelota a una distancia cómoda de los pies

e) No terminar el drible antes de decidir la siguiente acción a çseguir.

 

Se aconseja no utilizar el drible en las esquinas ni en proximidad a las líneas de saque.

Como ya lo hemos mencionado, el abuso del regate por parte de un jugador puede ser perjudicial para el equipo, por eso se recomienda tener en cuenta primero la posibilidad de un pase antes que intentar un drible.

El regate es particularmente efectivo en las siguientes situaciones de juego:

1. Avance con la pelota desde la cancha defensiva a la zona de ataque.

2. Ataque inmediato luego de la interrupción de un pase.

3. Tras un rebote bajo el cesto defendido para despejar el peligro de la zona.

4. Al recuperar el dominio de una pelota perdida.

5. Para mejorar las posibilidades de lanzamiento.

6. En la protección a la pelota ante una arremetida del defensa

7. Para desmarcación del regateador o dar tiempo al desmarque de un compañero.

8. En avances lentos.

9. Para congelar y demorar el juego cuando se está ganando

10. En ataques rápidos cuando no es posible o seguro un pase a otro compañero que está en la ofensiva.

 

Otras observaciones prácticas referentes al regate:

 

El regate debe concluir con un pase preciso, un lanzamiento o un pivote.

El mal hábito de hacer rebotar la pelota inmediatamente después de recibir un pase impide muchas veces el desarrollo de jugadas y contraataques.

 

El buen regateador o driblador mantiene la debida distancia con el defensa, porque si se aproxima demasiado corre el riesgo de perder la pelota.

El jugador en actitud de ataque mantiene una posición de balance tal que le permite desplazarse en cualquier dirección. Inicia el arranque desplazando el peso de su cuerpo sobre el pie que arranca, empujando con fuerza con el pie de pivote o pie de atrás. El pie de pivote se mantiene pegado al piso de la cancha antes que la pelota salga de la mano del jugador, de lo contrario se considera violación con pérdida de la pelota.

Para detenerse, el atacante en control del balón debe seguir las nor­mas especificadas por el reglamento.

Cuando el driblador está en el aire y cae a la cancha sobre ambos pies simultáneamente, cualquier pie puede ser considerado como pivote (parada en un tiempo).

Cuando se recibe la pelota con un solo pie en contacto con el suelo de la cancha, éste es considerado el pivote (parada en dos tiempos).

 

Ejercicio para el drible:

1. Se coloca en hilera cierta cantidad de obstáculos: sillas, bancos, etc. Cada jugador tiene una pelota y regatea en zig zag, utilizando la mano derecha o izquierda según el lado de avance. Cada jugador realiza el recorrido varias veces a indicación del entrenador.

 

2. Los jugadores se colocan a un lado de la cancha, cada uno con su pelota y al oír la señal del entrenador, por espacio de un minuto, driblarán en todas direcciones procurando eludirse entre sí y evitando los choques.

 

 

Envía tus comentarios o sugerencias

 

 

Publicidad / Agregar a Favoritos Recomendar a un Amigo  / Contacto / Derechos de Autor

© Copyright 2008 - Derechos Reservados